Cómo organizar el presupuesto familiar

Llega septiembre y toca ahorrar, si no lo crees así este post no está escrito para ti.

Lo más práctico y útil es hacer un presupuesto, empezando por los gastos fijos y obligatorios que tenemos: La hipoteca, el gas, la luz, el agua, el teléfono, etc. y designando una cantidad al resto de necesidades, empezando lógicamente por la comida y siguiendo con el resto: Ropa, ocio, etc.

En caso de que el presupuesto no nos cuadre. Es decir que los gastos sean mayores que los ingresos es necesario hacer un ajuste si no queremos acabar endeudados y lamentandonos cuando ya no haya remedio.

Primero empezaríamos por ver si podemos prescindir de gastos superfluos (casi siempre provenientes del apartado de ocio, sustituir, en la medida de lo posible la compra de cosas nuevas por cosas de segunda mano, etc.

Una vez que tengamos el presupuesto cuadrado, que los gastos no son superiores a los ingresos, conviene darle otra vuelta para conseguir una cantidad, por pequeña que esta sea para nuestra cuenta de ahorro. Haciendo esto no deberíamos tener ningún contratiempo.

No hay formulas mágicas y esta es la única forma de campear la crisis.

Anuncios

3 septiembre 2009. Etiquetas: . Ahorro. 1 comentario.

A %d blogueros les gusta esto: