Esos cajones que se atascan

cajonCuántas veces nos ha ocurrido que cuanto más apurados estamos es cuando más problemas se presentan, incluso tan impensados como que el cajón se atore y no abra, o no pueda cerrarse.

Esto se puede deber a que la cola o los clavitos que sujetan las partes se han despegado o soltado, respectivamente. Date un tiempo de revisarlos, repararlos no te tomará mucho tiempo y te ahorrará contratiempos, renegadas e incluso seguir maltratando tus cajones.

Identifica el lugar del problema que generalmente se ubica en las esquinas, lo que procede hacer es quitar el fondo del cajón y tirar con suavidad de la esquina medio despegada hasta que quede libre por completo. Se limpia entonces con cuidado el pegamento viejo con una lima, o jalar los clavos sueltos. Puede ocurrir que no se desprenda fácilmente y entonces lo mejor será humedecerlo con agua caliente.

En el caso de la cola, una vez eliminados los restos de cola antigua, se aplica a las superficies de ajuste cola de carpintero y se vuelve a montar el cajón. Si durante este proceso se aflojasen las otras esquinas, deberían pegarse de nuevo siguiendo idéntico procedimiento.

En el caso de los clavos en zonas estratégicas renuévalos con mucho cuidado y fuérzalos bien con el martillo, que no queden vistas de la punta que puedan herir a alguien o raspar el mueble.

Otro de los problemas que se plantean en cajones que no corren bien es que haya caído un líquido sobre ellos y que al secarse haya hecho encoger el fondo, saliéndose de la ranura delantera. Para repararlo deberás desmontar el fondo, ajustándolo de nuevo a la ranura, colocando, si es necesario, los clavitos en otra posición.

En los muebles de construcción antigua algunos cajones son algo rudimentarios, consistiendo sólo en una caja abierta por arriba que se introduce en otra, abierta por delante, empujando.

Normalmente, estos cajones se deslizan sobre unos listones situados a ambos lados del cajón receptor, pero con los años y el uso, estos listones pueden haberse roto, por lo que hay que suplantar los rotos por unas nuevas guías hechas con madera cortada a la medida, bien pulimentada, y pegándolas y clavándolas al cajón receptor.

Para que el cajón se deslice con suavidad pueden recubrirse las guías con cera de vela.

Anuncios

22 mayo 2009. Etiquetas: , , . trucos. Deja un comentario.

A %d blogueros les gusta esto: